Si necesitas contactar con empresas de rectificados en Madrid Centro, has de saber que el acero es el principal material con el que trabajan en estas compañías. Por ello, es recomendable que antes conozcas, brevemente, la historia de este mineral mezclado con carbono.

No se sabe exactamente cuándo se empezó a trabajar con hierro fundido, aunque se han encontrado elementos fabricados de este material cuyo origen se remonta al Antiguo Egipto. Posteriormente, los artesanos comenzaron a trabajar con hierro forjado. Calentando hierro forjado y carbón en vegetal en vasijas de arcilla se llegó, finalmente, a la fabricación de lo que, hoy en día, conocemos como acero. A partir del siglo XIV, se aumentaron las dimensiones de los hornos y el hierro que se encontraba en la parte superior del horno se transformaba en hierro metálico. A su vez, este absorbía carbono y daba como resultado un material conocido como arrabio, del que, posteriormente, podía obtenerse acero.

El acero que se utiliza en las empresas de rectificados en Madrid Centro se fabrica en hornos más altos que están inspirados en los de antaño, aunque son versiones notablemente mejoradas. El primero de estos hornos nació hace dos siglos, concretamente, en 1855. A partir de 1960, se empezaron a emplear hornos eléctricos de menor tamaño, para llevar a cabo la producción de acero utilizando chatarra como materia prima.

En la actualidad, las propiedades del acero hacen que se utilice como material principal para numerosas edificaciones. Esto es debido a que se trata de un material común y fácil de hallar que, además, se presta a crear nuevas aleaciones.

Una vez conocida la historia de este material, el siguiente paso es acercarte a nuestra empresa Rectyafil, para que puedas ver con tus propios ojos cómo trabajamos el acero y muchos elementos que se pueden fabricar a partir de él.