Las empresas de rectificados en Madrid centro ofrecen, entre su carta de servicios, el rectificado de superficies planas. ¿Sabes en qué consiste este proceso y para qué se utiliza? En esta entrada de nuestro blog vamos a hablarte del tema para que seas capaz de manejar todos los conceptos técnicos relacionados.

Básicamente, se trata de un procedimiento de mecanizado abrasivo para acabados de superficies que exijan planitud y rugosidad. Por lo general, se emplea una rectificadora orbital para realizar este tipo de trabajo, en el que la pieza metálica es debastada por una muela abrasiva deslizada por un cabezal, que gira a gran velocidad arrancando virutas en cada pasada.

En la actualidad, cualquiera de las empresas de rectificados en Madrid centro que visites debe tener el equipamiento necesario para realizar esta función, que es muy común dentro del sector. El rectificado de superficies planas es un proceso muy preciso, que deja las piezas perfectamente lisas y pulidas, dentro de los márgenes establecidos con anterioridad.

Esto se debe principalmente a que se trabaja en un plano paralelo al formado por una mesa magnética, en la que es posible el amarre de las piezas mediante diferentes accesorios como platos magnéticos, garras y mordazas. Gracias a esta flexibilidad, el tipo de piezas cuyo acabado puede realizarse mediante esta técnica es muy variado. Es muy empleada en sectores como el de la automoción, el aeronáutico o el ferroviario.

Es importante que sepas que el rectificado de superficies planas es el último proceso al que se somete la pieza, que previamente debió ser torneada o fresada. Para conseguir un acabado excelente se necesitan varias pasadas; en las primeras utilizando una muela de grano grueso para debastar, y finalmente otra de grano fino, para la terminación y el ajuste de medidas.

En Rectyafil estamos especializados en todos estos procesos y contamos con maquinaria especializada. Llámanos si necesitas contar con nuestros servicios.