Uno de los procesos que se emplea en el mecanizado de piezas metálicas en las empresas de rectificados en Madrid Centro es el del troquelado. Se trata de es un proceso mecánico de producción industrial que se utiliza para trabajar en frío una lámina metálica y fabricar completa o parcialmente piezas por medio de una herramienta que puede perforar, recortar y plegar la lámina.

Las piezas troqueladas suelen tener el mismo espesor a lo largo de toda la pieza, pues no suelen producirse vaciados en ellas aunque esta operación puede llevarse a cabo, si fuera necesario, en una etapa posterior al proceso.

Para realizar este proceso en los talleres dedicados al mecanizado de piezas metálicas en empresas de rectificados en Madrid Centro, se emplea una maquinaria especial que utiliza los troqueles por pares: Un troquel más pequeño, llamado cuño, que encaja dentro de uno de tamaño mayor, la matriz. Entre ambos se coloca la lámina que se va a moldear y el ariete de una prensa golpeará el cuño sobre la matriz recortando y perforando en el mismo impacto la lámina. Al retirarse el ariete, sobre la matriz queda la pieza metálica. 

Los troqueles pueden perforar, cortar o doblar piezas metálicas pudiendo efectuar estas operaciones en un solo golpe de ariete o en golpes diferentes que se aplican sucesivamente, cuando se utiliza este sistema se  denomina un troquelado progresivo.

El proceso del troquelado es una labor que exige minuciosidad. Habitualmente, es un proceso que precisa de diferentes etapas: Desde el diseño de la secuencia del trabajo a la configuración, construcción y ajustes de los propios troqueles, En cualquiera de estas fases es necesario un trabajo de precisión y perfección como el que realizan habitualmente los técnicos de Rectyafil.