Si estás pensando en adentrarte en el increíble mundo de las empresas de rectificados en Madrid centro, quizás te interese conocer el origen de este trabajo.

Con un curso, puedes adquirir una formación práctica en este oficio, pero también una formación teórica para la que previamente puedes interesarte por sus inicios.

La historia de la soldadura comienza miles de años atrás, desde la Edad de Bronce y la Edad de Hierro en lo que a día de hoy se conoce como Oriente Medio y Europa. La soldadura consiste en la unión de dos o más piezas metálicas.

El sistema de más antigüedad que se utilizaba para unir o soldar metales estaba fundamentado en calentar un par de piezas de metal en una fragua hasta que las piezas llegaban a un estado de blandura y flexibilidad. A posteriori eran golpeadas con un martillo o se forjaban las piezas entre sí en un yunque y se dejaban reposar hasta que enfriaban y se endurecían.

Pero si hablamos de los sistemas de soldadura tal y como los conocemos a día de hoy, podemos situar sus inicios en la primera mitad del siglo anterior. Habría que destacar el sistema de soldadura con gas inerte o la creación del soplete para TIG (en inglés "tungsten inert gas").

En la actualidad, la soldadura se utiliza en muchos sectores como el de la industria de la automoción, el sector naval, la construcción de estructuras metálicas o de la construcción en general, así como en las empresas de rectificados en Madrid centro. Es un trabajo en continuo desarrollo y con frecuentes avances para los que se hace positivo un aprendizaje continuo.

En Rectyafil estamos especializados en el rectificado de piezas metálicas desde 1960 ¿Quieres saber más sobre nosotros? No dudes en entrar en nuestra web y pedir información.